-
00:00 / 00:00
  • Victoriem Abogados Especialistas, S.C.

CARGOS NO RECONOCIDOS Y NULIDAD DE CONTRATO DE CRÉDITO


Un hecho frecuente es la usurpación de identidad por el cual, personas amantes de lo ajeno, aceptan créditos a su nombre y disponen de dicho dinero. Es decir, un día usted llega a sacar dinero del cajero y descubre que no tiene nada, por lo que al hablar al Banco le informan que hace unos días usted aceptó mediante el cajero un préstamo de $100,000 y que ya dispuso del mismo y ya no tiene fondos y debe pagar todavía la deuda.


Por lo anterior, usted mete su queja negando haber aceptado un crédito y, además, no reconoce ninguno de los retiros o compras hechas a su cuenta, pero a pesar de ello el Banco rechaza su reclamación alegando que solo usted puede usar su tarjeta y aceptar el crédito.


Debido a ello, no le queda otra opción que demandar la nulidad del contrato mercantil autorizado electrónicamente y las distintas disposiciones y aplicaciones del crédito relativo, con el argumento de que no las autorizó, pero lo importante sobre este tema es que corresponde a la institución bancaria desvirtuar la negativa y demostrar que actuó con plena autorización de su cliente, porque dicha distribución de cargas probatorias es acorde con la naturaleza del litigio.


En efecto, si el banco implícita o expresamente afirma que la parte actora contrató un crédito y autorizó la distribución de distintas ministraciones de su producto, le corresponde probar su afirmación, dada la imposibilidad para acreditar un hecho negativo y el hecho de que son los bancos quienes cuentan con los elementos idóneos para demostrar la existencia de las autorizaciones y operaciones realizadas, pues están a su cargo los programas electrónicos e informáticos en que aquéllas se registran y el archivo en que se resguarde, mientras que al cliente le está vedado el acceso.


Por lo anterior, Victoriem Abogados Especialistas, S.C., es un despacho de abogados especialistas en derecho mercantil que le ayuda a resolver problemas surgidos por la contratación de estos créditos y cargos no reconocidos sin su autorización.